Faldas de fiesta

Filtros activos

Las faldas son las prendas, junto con los vestidos, más femeninas que se pueden encontrar en el armario de cualquier mujer. Las hay cortas, midi, largas, sueltas o ajustadas. Desde faldas para llevar en el día a día hasta faldas de fiesta.

Cómo crear looks perfectos con faldas de fiesta

Para crear un look perfecto simplemente hay que tener en cuenta el tipo de evento o lugar al que vamos a asistir. No es lo mismo dar un paseo por la ciudad a ir a una boda o a un evento importante, como puede ser la cena de Nochebuena o Nochevieja. En ese caso habría que optar por nuestra selección de faldas de fiesta.

El segundo paso, después de escoger la falda que vamos a llevar, es encontrar una blusa, top o camisa que quede bien con la falda. Pero sobre todo que sea la adecuada para crear el conjunto perfecto. Para ello tendrás que tomar en cuenta si la falda es de talle alto o a la cadera, o si es ancha o ajustada. Esto te dará las pautas para escoger la prenda superior ideal para tu outfit.

Después tendrás que escoger el calzado. Lo bueno de llevar faldas de fiesta es que quedan bien con prácticamente cualquier tipo de zapato. Sobre todo, tacones y sandalias, aunque actualmente son tendencia los botines, e incluso las zapatillas. Simplemente habría que ver si encajan con tu look y tu estilo.

Las opciones de faldas que tenemos en Sweet Poison

Aquí podrás encontrar una amplia variedad de colores, diseños y telas. Desde faldas tubo, plisadas, cortas, midi, largas... hasta faldas con todo tipo de estampados. Actualmente se llevan las faldas con animal print y las de estampado a cuadros. Las hay disponibles en varios modelos e ideales para cualquier estilo. Con flecos, botones, aberturas, cinturones e incluso volantes.

No olvides combinar tus faldas de fiesta con complementos como un clutch, unos pendientes o un collar. Si la falda es básica, éstos serán tus aliados para crear un look de escándalo y no pasar desapercibida. Pero si por el contrario, tu falda es llamativa, puedes optar por llevar accesorios más sencillos y minimalistas. Recuerda que el objetivo siempre es encontrar el equilibrio y la armonía a la hora de vestirnos.